La economía China crece mejor de lo esperado

La economía China crece mejor de lo esperado

El PIB de China crece un 3% en 2022, su tasa más baja desde la política de «reforma y apertura»

Según datos oficiales publicados por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) del país asiático, el producto interior bruto (PIB) de China creció un 3% en 2022, una de las tasas más bajas de las últimas décadas. Si se excluye la cifra de 2020, año en el que China rebajó al 2,2% su crecimiento debido al impacto inicial de la pandemia, el dato del recién terminado año es el más bajo desde que el país asiático dio comienzo a su política de «reforma y apertura» a finales de los años 70.

Los expertos ya anticipaban una fuerte ralentización del ritmo de avance del PIB con respecto al dato de 2021 (8,1%, dato revisado recientemente al 8,4%) debido al impacto de la política nacional de «COVID cero». Esta política, que ha sido utilizada por el gobierno chino para controlar la propagación del virus, ha lastrado con fuerza la actividad económica debido a las restricciones y estrictos confinamientos impuestos ante la propagación del virus.

En marzo del año pasado, Beijing se marcó como objetivo oficial que el PIB creciese en torno a un 5,5% interanual, una cifra que ya hubiera sido el ritmo de avance más lento en décadas pero que los analistas calificaron de ambicioso dado el contexto. Sin embargo, ante la propagación de la contagiosa variante ómicron, las autoridades insistieron en redoblar su estrategia de «COVID cero» con más restricciones y duros confinamientos que lastraron con fuerza la actividad económica durante diversos tramos del ejercicio.

En conclusión, la desaceleración del crecimiento del PIB de China en 2022 ha sido provocada en gran medida por la política de «COVID cero» del gobierno, que ha afectado negativamente a la actividad económica del país. Los analistas están atentos a cómo evolucionará esta situación en los próximos meses y si el gobierno tomará medidas para estimular la economía.

Crece mejor que en la predicción

La economía china mantiene su estabilidad en el último trimestre de 2022

La economía china ha sorprendido a los analistas al mantener su estabilidad en el último trimestre de 2022, sin experimentar variación alguna en términos intertrimestrales y aumentando un 2,9% en la comparación con el mismo período del año anterior.

Estos datos han superado las expectativas de los expertos, que preveían una contracción del 0,8% en el último trimestre en comparación con el trimestre anterior, y un aumento del 1,8% en comparación con el mismo período de 2021. Las cifras oficiales muestran un avance interanual del 4,8% en el primer trimestre, del 0,4% en el segundo y del 3,9% en el tercero.

El desempeño estable de la economía china en el último trimestre de 2022 se debe en gran parte a la recuperación de la demanda interna y al aumento de las exportaciones. Además, la política gubernamental de estímulo económico y la relajación de las restricciones de la pandemia también han contribuido a la mejora del desempeño económico.

Sin embargo, a pesar de los buenos resultados, los analistas advierten que la economía china aún enfrenta desafíos a largo plazo, incluyendo la necesidad de reducir la dependencia de las exportaciones y avanzar en la transición a una economía impulsada por el consumo interno. Además, las crecientes tensiones geopolíticas y comerciales también pueden tener un impacto negativo en la economía china en el futuro.

En conclusión, la economía china ha logrado mantener su estabilidad en el último trimestre de 2022, superando las expectativas de los analistas. Aunque se espera que siga enfrentando desafíos a largo plazo, la recuperación de la demanda interna y el aumento de las exportaciones son señales positivas para la economía del país asiático. Los expertos estarán atentos a cómo evoluciona la situación en los próximos meses y si el gobierno chino tomará medidas para abordar los desafíos económicos a largo plazo.

optimismo para el 2023

La Asamblea Nacional Popular (ANP) de China ha publicado un comunicado en el que afirma que la economía nacional ha logrado resistir la presión en un año cargado de desafíos a nivel nacional e internacional. Según el comunicado, los «resultados positivos» de la coordinación entre la estrategia anti-COVID y las políticas de desarrollo socioeconómico han contribuido al éxito.

A pesar de esto, la Oficina Nacional de Estadísticas ha reiterado que los «cimientos» de la recuperación económica «no son sólidos» debido a la compleja situación internacional y las presiones internas que continúan afectando a la economía del país. La ANP ha señalado que la situación internacional sigue siendo complicada y que existe una triple presión a nivel doméstico por la contracción de la demanda, el shock de la oferta y el empeoramiento de las expectativas.

En este contexto, se han publicado datos que indican que la economía china no experimentó variación alguna en términos intertrimestrales en el último trimestre de 2022 y aumentó un 2,9% en la comparación con el mismo período del año anterior. Estas cifras han superado las expectativas de los analistas, que esperaban que el PIB se contrajese en el último trimestre del año.

El país se ha esforzado por mantener el control sobre la propagación del virus, lo que ha llevado a la implementación de políticas de «COVID cero» que han tenido un impacto negativo en la actividad económica. La ANP ha destacado la importancia de mantener la estabilidad y la continuidad en las políticas económicas para asegurar la recuperación sostenible de la economía china en el futuro.

A pesar de que los datos económicos de China publicados recientemente por la Oficina Nacional de Estadística han sido mejores de lo esperado, algunos analistas todavía ven debilidades en la economía del país. Louise Loo, analista de la consultora Oxford Economics, indicó que, aunque hay señales de estabilización, los datos económicos siguen siendo débiles, especialmente en cuanto a la demanda. No obstante, pronosticó que el repunte podría comenzar a gestarse este trimestre y que los datos económicos empezarían a mostrar señales más positivas a partir de marzo.

Por otro lado, Harry Murphy Cruise, economista de Moody’s Analytics, señaló que China tendrá que enfrentarse a nuevas oleadas de contagios de covid y otros factores negativos, como la crisis del sector inmobiliario o la caída de la demanda internacional de sus bienes. Moody’s Analytics pronosticó que el PIB chino crecerá un 4,3% interanual este año, pero lo elevó al 7,1% en el caso de 2024. A pesar de los desafíos que enfrenta la economía china, la ANP ha elogiado los «resultados positivos» de la coordinación entre la estrategia anti-covid y las políticas de desarrollo socioeconómico del país.

studio de grabacion

Entradas Recientes

Último video realizado

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

No Comments

Post A Comment